Los periodos vacacionales son la tentación por excelencia para los amigos de lo ajeno porque es cuando más tiempo se abandonan los hogares y negocios. Hay menos personal en todas partes, menos vecinos que mantengan la actividad alrededor de nuestras viviendas, en resumen, que justo cuando la mayoría quiere disfrutar de unos días relajados y cuando ellos están de temporada alta y aprovechan para “trabajar” con más tranquilidad.
Al viajar, ya sea a nivel nacional o internacional, nos volvemos todos turistas y por tanto, un blanco para esos que saben que llevamos dinero encima para gastos, tarjetas, cámaras y que vamos entretenidos en vez de estar atentos a los carteristas que puede haber al rededor.

¿Qué podemos hacer para complicarles las cosas y proteger nuestros bienes y a nosotros mismos, tanto dentro como fuera de casa? Pues, para empezar, seguir las siguientes recomendaciones de seguridad.


En Casa:

  • Sea discreto . No le cuente a nadie, excepto a personas de mucha confianza, los días que estará fuera de casa.
  • No publique las fotos de sus vacaciones en las redes sociales en público ni ponga la localización para que no sepan lo lejos que está de su hogar.
  • No deje objetos de valor a la vista y si es posible, déjelos en algún sitio custodiado o con personas de confianza. Esto es válido también para su vehículo pues así puede evitar que se rompan los cristales por robar que se haya dejado en los asientos.
  • Cierre bien las puertas, ventanas y balcones . Deje las persianas subidas a medias y las cortinas bien cerradas. De esta forma no parece que la casa esté deshabitada pero tampoco podrán mirar hacia dentro.
  • No facilite la entrada en el inmueble a personas desconocidas . Solicite identificación al personal del gas, agua, electricidad, etc.
  • Controle el correo que va a recibir . Generalmente recomendamos que tanto un portero, como un familiar o vecino, recojan su correo para que no se acumule y eso denote su ausencia.
  • Instale temporizadores automáticos que enciendan luces, radio, ventiladores y televisión . Programe los horarios habituales de uso de estos electrodomésticos en esta época. La música durante el día, la televisión por la noche con las cortinas corridas para que no puedan ver quien la está viendo, los ventiladores en las horas más calurosas y las luces en diferentes habitaciones varias veces por la noche.
  • No guarde una llave de repuesto en ningún lugar previsible . De hecho, es mejor guardar una copia en casa de otra persona o en algún lugar donde no se pueda relacionar con su hogar.
  • Revise que toda la iluminación funcione correctamente . Si instalamos programadores pero luego las luces no se encienden, no sirve de mucho, es importante comprobar el funcionamiento de toda la iluminación antes de marcharnos.
  • Haga una copia de seguridad de todos los documentos y archivos importantes de su ordenador y de la agenda de su teléfono.
  • Guarde los números de serie de todos los electrodomésticos y dispositivos de valor por si consiguen robar, que le facilite las cosas con los seguros y ofreciendo esta información a la policía, se podrían recuperar o reclamar.

Fuera de casa:

  • No se detenga ni circule por zonas que no le inspiren confianza , que tengan poca iluminación o que estén todos los locales comerciales cerrados por fiesta u horario.
  • Si viaja en tren o autobús, no pierda de vista su equipaje , especialmente en paradas intermedias
  • Transporte únicamente pequeñas cantidades de dinero en efectivo . Utilice tarjetas de crédito, cheques de gasolina, etc.
  • Adopte las mismas medidas de seguridad que habitualmente utiliza en su casa . Mantenga en lugar seguro sus objetos de valor, dinero y tarjetas de crédito.
  • No olvide llevar siempre consigo los documentos de identificación personal y dejar una fotocopia en la maleta del hotel.
  • Cuide sus pertenencias en aquellos espacios donde concurran muchas personas (mercados, plazas, etc.). Vigile sus objetos personales, especialmente bolsos, cámaras, teléfonos, etc. No haga ostentación de riqueza.
  • Si el viaje se hace con niños, estos deben memorizar el nombre de los padres, domicilio y teléfonos y saber que en caso de extravío tienen que permanecer donde se han perdido y pedir ayuda . Es recomendable también identificarlos con pulseras, tatuajes temporales personalizados con sus datos o cualquier otra medida que sirva de forma similar si van a estar en lugar muy concurridos.

Los tiempos cambian, la seguridad también cambia. Además de todas estas recomendaciones, no está de más instalar una alarma o en este caso, nuestro sistema de seguridad en la nube.

Fuente: www.alartec.com